Neurovirtualidad y toc

Permita que Neurovirtualidad España le aconseje sobre su problema.

shadow

¿Cómo me ayuda la terapia neurovirtual?

Una de las primeras cosas que aborda la terapia neurovirtual es “corregir” esa distorsión de la percepción. Nosotros llamamos a eso una “re-estructuración cognitiva“, y supone el primer pilar de la terapia. Nuestra área de razonamiento lógico, ubicada en la corteza prefrontal no tiene problema alguno en asumir que se ha equivocado en una estimación, pero necesita razonarlo y comprender las causas que le condujeron al error en la apreciación. Una vez concluye que, en efecto, ha sufrido un error en la percepción, inmediatamente varía su apreciación, con una “pequeña ayuda” por nuestra parte en este sentido, y aprende de la experiencia formándose sinapsis neuronales nuevas que asocian las cosas de una forma nueva, que lentamente irá sustituyendo a la anterior. Independientemente de que nuestra percepción cognitiva se equivoque en su estimación, como podemos apreciar nuestro cerebro aprende de la experiencia de todas formas, por tanto, no todo lo que aprendemos es lo correcto o apropiado.

¿Cómo sé que tengo un T.O.C.?

Existen diferentes tipos de T.O.C. clasificados y cada uno de ellos presenta un cuadro sintomático diferente, pero claramente diferenciable. Los tipos de T.O.C. clasificados son:

  • T.O.C. de contaminación: Obsesión sobre una posible contaminación por suciedad, gérmenes, virus o sustancias extrañas. También la posibilidad de haber adquirido una determinada enfermedad o varias (por ejemplo, VIH o cáncer).
  • T.O.C. de orden y simetría: Obsesión por la perfección. Intenso malestar al ver o pensar que esos objetos pueden ser tocados o movidos en un orden diferente no simétrico.
  • T.O.C. de acumulación: También conocido como síndrome de Diógenes. Recolectan objetos sin valor material significativo con dificultad para deshacerse de ellos.
  • T.O.C. de pensamiento mágico: Pensamientos catastrofistas que implican la obsesión de que una determinada conducta (usualmente repetitiva un número concreto de veces) pueden evitar.
  • T.O.C. de comprobación: Obsesión de no haber cerrado o apagado adecuadamente las cosas (gas, luz, ventanas, puertas … ect.)
  • T.O.C. hipocondríaco: Obsesión de haber contraído una enfermedad o a estar enfermo. También puede manifestarse con la obsesión de poseer una parte del cuerpo asimétrica o deforme.
  • T.O.C. contador: Obsesión por contar las cosas, como el número de coches de una calle, o de ventanas en un edificio … etc.
  • T.O.C. compulsivo: Compulsión por ejecutar una conducta o un pensamiento repetidamente hasta asegurarse, como por ejemplo apagar 15 veces el interruptor de la luz, o cerrar 15 veces la puerta … etc.

Estos son los tipos de T.O.C. estadísticamente más frecuentes en la población actual.

El pronóstico de una persona que padece T.O.C. y se somete a una psicoterapia eficiente es generalmente bueno. Aproximadamente el 50% de los pacientes con psicoterapia mejoran significativamente en poco tiempo, y el 10% se recuperan por completo rápidamente. Únicamente el 10% o menos empeora a pesar de realizar una psicoterapia.

Cuando aprendemos a asociar estímulos inapropiadamente, se producen efectos en nuestra conducta, que naturalmente trata de corregir la situación. El problema estriba en que esta situación no era la correcta, ya que partimos de una percepción equivocada. Con mucha frecuencia esta corrección que establecemos en la conducta, trata de paliar una situación que en realidad no existe, o no era como la habíamos percibido, con lo que suele incurrir en lo que nosotros llamamos “conducta patológica“. Un bucle del que no puede salir, puesto que nunca se logra corregir una situación que no existe.

Siempre que interviene nuestra percepción cognitiva, debe suponer o estimar los elementos que componen nuestra experiencia, y como siempre sucede cuando una estimación interviene en algún proceso, con frecuencia se producen errores, percibiendo en este caso, de forma distorsionada una experiencia que en realidad no acontenció de la misma forma que lo percibimos. A esto lo llamamos “distorsión cognitiva” y es la base sobre la que se sustentan prácticamente todos los trastornos de la conducta.

Esto es común en todos los mamíferos. Dice el aforismo castellano que “el gato escaldado del agua fría huye“, pero en los humanos la percepción cognitiva está mucho más desarrollada, por tanto estima, evalúa y supone muchas más cosas que en el resto de mamíferos, con la intención de anticiparse si fuera posible. La percepción cognitiva humana es totalmente subjetiva, es decir, lo que percibe no necesariamente tiene que corresponderse con la realidad, en muchas ocasiones así es, por tanto, la distorsión

ataque-panico
shadow

cognitiva que da lugar a percepciones y aprendizajes inapropiados forma parte de nuestras vidas. Cuando esta distorsión cognitiva a la que hemos hecho referencia instala una respuesta comportamental inapropiada o patológica, lo denominamos trastorno de la conducta, y todos ellos se encuentran perfectamente tipificados y descritos en el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales o DSM.

Nota importante de Neurovirtualidad España

Neurovirtualidad España no puede ni debe sustituir un diagnóstico psiquiátrico o una evaluación psicológica firme. El contenido de los consejos tiene un carácter exclusivamente informativo de acuerdo a los criterios del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM. Si posee alguna duda razonable respecto al trastorno que padece, por favor visite a su psicólogo o su psiquiatra. No se auto-diagnostique.

Eficiencia de la terapia neurovirtual

R

e-aprender un aprendizaje inapropiado es el secreto de toda psicoterapia, esto es, corregir, modificar o cambiar ese aprendizaje fallido por el que debería haberse producido, es decir, apropiado, o lo que es lo mismo, sin distorsiones congnitivas, o errores en la apreciación si lo prefiere decir así, que condicionan nuestra conducta de respuesta a ese estímulo.

Este re-aprendizaje tiene que constar obligatoriamente de 2 partes. La primera consiste en sustituir la distorsión cognitiva por una percepción más realista o apropiada. La segunda consiste en moldear nuestra conducta de respuesta a ese estímulo, que ahora empezamos a percibir de otra forma.

Ningún otro modelo de psicoterapia realiza esto con mayor eficiencia y brevedad que la terapia neurovirtual. ¿Porqué?. Es muy sencillo, las nuevas tecnologías de realidad virtual permiten añadir experiencias nuevas a nuestro aprendizaje, que aunque el cerebro sabe y conoce que no son reales, las percibe y las interpreta como si sucedieran de verdad, y como siempre sucede, nuestro cerebro aprende de ellas. Por tanto, sustituir progresivamente la experiencia cognitivamente distorsionada con una respuesta conductual inapropiada, por otra nueva más apropiada sin distorsiones ni trastornos de la conducta, resulta una tarea muy sencilla para nuestro cerebro con la terapia neurovirtual. El aprendizaje por repetición es la segunda ventaja, ya que podemos repetir la sesión tantas veces como sea necesario hasta que nuestro cerebro lo aprende.

Contraindicaciones / 5%
Brevedad / 87%
Eficiencia / 96%

Vídeos sobre la terapia neurovirtual Ver más vídeos

shadow
shadow
shadow

Perfil del trastorno obsesivo compulsivo

* click sobre las imágenes para ver en tamaño grande.

Consejos de Neurovirtualidad España

Las únicas contra indicaciones están relacionadas con problemas de visión que le impidan o dificulten seriamente el uso de gafas de realidad virtual. Si usted no padece algún problema severo de visión que le impida utilizar el aparato, el resto del procedemiento resulta inocuo para su salud y no posee contra indicaciones.

Una sesión realizada con realidad virtual no inferir daños a su salud de ningún tipo, excepto los referidos anteriormente y relacionados siempre con patologías oculares.

Es poco probable. La farmacología ansiolítica le ayudará de forma notable a paliar los síntomas de su trastorno, pero no puede extinguir ni modelar la remitencia de la ansiedad, excepto que se trate de una situación episódica, por lo que el ciclo de ataques de pánico continuará hasta que un nuevo aprendizaje sustituya progresivamente al anterior. Generalmente esto se realiza siempre mediante una psicoterapia.

Si. Es importante. Los trastornos de la ansiedad tienen con mucha frecuencia una predisposición genética que le hace especialmente vulnerable a padecerlos. Excepto que se trate de reactivas a una situación estresante episódica, los trastornos de la ansiedad no se extinguen de forma espontánea, y el pronostico empeora con el tiempo. La única solución conocida y eficiente para eviatarlo es aplicar una psicoterapia que extinga el proceso y evite su escalada, que puede coadyuvar episódicamente con una farmacología ansiolítica si la sintomatología presentada resultase severa. Generalmente este procedimiento resuelve en poco tiempo el cuadro, aunque no la vulnerabilidad.

Es poco probable. La eficiencia de las psicoterapias inoculadas mediante realidad virtual o neurovirtualidad poseen una estadística clínica de eficiencia que ningún otro modelo de psicoterapia ha conseguido igualar, por tanto, aunque están disponibles otros modelos de terapia para extinguir su fobia, lo más probable es que no consigan extinguir el trastorno con la misma brevedad, ni puedan obtener una curva estadística tan pequeña en cuanto a remitencias se refiere. Esto supone que el período en el cual se está tratando el trastorno disminuye mucho, por lo que la curva de abandono terapéutico es también muy reducida, lo que coloca su eficiencia clínica por encima del 90%.

Neurovirtualidad España necesita su aceptación de cookies. Si continua utilizando esta página web acepta el uso de cookies por nuestra parte. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar